Calendario Adviento 2017

Empiezan los preparativos para celebrar el gran acontecimiento de la historia: el nacimiento de Jesús. Desde Recursos Parroquiales te presentamos el Calendario de Adviento para ir, día a día, preparando el belén de nuestro corazón… Disfrútalo y compártelo.





Viacrucis para Niños

Te compartimos este viacrucis, en el que los niños podrán acompañar a Jesús en cada una de las estaciones.

Esperamos que sea de utilidad.





Camino de Cuaresma 2017

¡Ha llegado la Cuaresma¡ Desde Recursos Parroquiales te brindamos una propuesta de trabajar con los niños de las parroquias a partir de este camino que representa el recorrido hacia la Pascua de Jesucristo. Se trata de motivar en nuestros niños el deseo de aprovechar estos cuarenta días de la Cuaresma para prepararse adecuadamente para vivir la muerte y Resurrección de Jesús, por eso cada domingo se va recorriendo cada estación del camino y se adquiere un compromiso que ha de ser practicado durante esa semana. Pero ¡espera¡, el compromiso ha de ser descubierto por los mismos niños llenando el crucigrama que aparece en la esquina del dibujo. 

Deja que los niños vivan con ilusión este tiempo de preparación que iniciamos con este Miércoles de Ceniza. Invítalos a caminar con Cristo practicando lo que Él mismo pide a quienes se atreven a ser amigos y testigos suyos. ¡Aprovechadlo!




EL CUMPLEAÑOS DE JESÚS

CUARTO DOMINGO DE ADVIENTO
“EL CUMPLEAÑOS DE JESÚS”


JUSTIFICACIÓN:
El tiempo de Adviento está llegando a su fin y la Navidad está ya cerca. Por ello, la presente catequesis, quiere introducir a los niños en el gran misterio que la Iglesia va a celebrar, a partir de un trabajo pedagógico que implica: formación, fiesta y oración.

Este encuentro lleva por título: “El cumpleaños de Jesús”. Tiene como punto de partida la promesa del Mesías, y como punto de llegada su cumplimiento en Belén con el nacimiento de Jesús. Comencemos.

MATERIALES:
*Biblia.
*Ordenador, cañón, pantalla y audio.
*Reproductor de Cd o similar. Música.
*Imágenes del Belén.
*Imagen de Santa Claus.
*Mesa pequeña.
*Globos y material decorativo de cumpleaños.
*Niño Jesús grande (de adoración, tamaño real).
*Pastel” u otro tipo de dulce para el “ágape”.

           
DESARROLLO

PRIMER MOMENTO: “¿QUIÉN ES QUIÉN?”.

Comenzamos esta primera parte, dando una bienvenida calurosa a los niños y agradeciendo su presencia en la Iglesia. A continuación, iniciaremos e introduciremos la catequesis con las siguientes preguntas:

*¿Qué vamos a celebrar en estos días?
*Y ¿qué es la Navidad?
*¿Cuál es el origen de la Navidad?
*¿La Navidad es un cumpleaños?
*¿Qué es lo más importante de la Navidad?

Terminado este ciclo de preguntas y respuestas espontaneas, exponemos las 3 ideas centrales que orientarán el resto de la catequesis.

IDEAS PRINCIPALES DEL TEMA

PRIMERA IDEA: La Navidad es la “Celebración de un cumpleaños” muy especial: El cumpleaños de Jesús. Pues recordamos su nacimiento en el mundo a partir de un contexto diferente al de los hospitales, doctores y enfermeras. Por eso hacemos fiesta, cena especial e intercambio de regalos.

SEGUNDA IDEA: Ahora bien, para celebrar el nacimiento de un nuevo miembro de la familia, fue necesario hacer un camino de preparación para que el nuevo niño esté cómodo y bien acogido. Por eso, la Iglesia se prepara durante cuatro semanas, con el fin de acoger bien a Jesús que pronto nacerá. A esta preparación la llamamos Adviento.  

TERCERA IDEA: En Navidad, el centro es Jesús, él es el personaje principal que junto a otros personajes, hacen que este sea un nacimiento especial. Cada uno tiene una característica peculiar e importante en relación al pequeño niño. Veamos si nos parecemos a alguno de ellos:

TRABAJO LÚDICO
Seguidamente, el catequista comenzará a sacar –una a una- las imágenes del Belén (incluyendo “Santa Claus”), para colocarlas encima de una mesa pequeña a la vista de todos. A medida que van apareciendo, pregunta: 

*¿Quién es este personaje?
*¿Cuál es su función o profesión?
*¿Por qué aparece en el Belén?
*¿Tiene alguna relación con otro personaje?

Efectivamente, habrá una “Tormenta de ideas”, lo cual dará pie a explicar brevemente cada personaje para luego ir armando/montando el Belén.  

*SAN JOSÉ: Esposo de María y padre adoptivo de Jesús. Es fuerte, valiente y con una fe inigualable. Se preocupó por darle lo mejor a Jesús y a su mujer, en medio de la pobreza.

*LOS MAGOS: Del lejano Oriente. Astrónomos estudiosos de las estrellas y con un gran anhelo de conocer la verdad. Siguieron la aparición de una gran estrella, que los condujo a Belén, donde estaba Jesús. Ante tal espectáculo, creyeron y ofrecieron a su Rey: Oro, por su realeza, Incienso, por ser Dios, y Mirra por su humanidad, que deberá utilizarse para perfumar su cuerpo sin vida. 

*BUEY Y BURRO: Personajes silenciosos y de gran significado. Representan la pobreza del lugar donde nació Jesús, la sencillez del momento, la tranquilidad contemplativa de lo que pasaba y la providencia de Dios, pues uno provee calor y el otro el transporte de María y el niño.

*MARÍA: Esposa de José. Es la madre de Jesús. Mujer creyente que no tuvo miedo en decirle a Dios: “SÍ quiero como tú deseas”. Servicial, sencilla y valiente. Lo dio todo por su hijo. No tuvo prejuicios, sólo amor.

*JESÚS: Es el Hijo de nuestro Padre Dios, que bajó del cielo en Espíritu, para adentrarse en el vientre de María y nacer como hombre, siendo uno más entre nosotros. Todo ello por amor y por misericordia, para llevarnos con su Palabra y ejemplo de nuevo a Dios. Es el verdadero regalo de la Navidad.

*SANTA CLAUS o PAPÁ NOÉL: No existió nunca. Ni es un personaje bíblico. Su origen es moderno, inspirado en un obispo cristiano turco del siglo IV llamado NICOLÁS DE BARI. Dio su vida por Cristo, siendo amigo de los niños y generoso con los pobres de su tiempo. Como en alemán se llama: “San Nikolaus”, lo empezaron a llamar Santa Claus. Y al recordar su gran amistad con los pequeños, en su fiesta se reparten dulces y regalos a los niños. Hoy, es una figura tergiversada por la industria comercial para vender, pues, ni parece obispo, ni parece creer en Cristo.

Terminada su presentación, se coloca como un adorador más del niño. A continuación, proyectamos los siguientes audiovisuales:

AUDIOVISUAL: Armado el Belén, procedemos a la proyección de los siguientes vídeos:

La prioridad de Santa Claus: “Adorar al niño”:

“Un cuento de navidad para niños”:


SEGUNDO MOMENTO: “CUMPLEAÑOS FELÍZ”

Terminada la proyección de los vídeos nos dirigimos a una sala contigua. Allí estará preparada una mesa con la cuna o algún cojín para colocar al niño Jesús, tarta de cumpleaños con el número 2016 y decoración propia de cumpleaños.

Estando con la luz apagada, entramos para dar pie a:
*Entrada con el niño Jesús y canto del “Cumpleaños feliz”.
*Villancicos y degustación de la tarta o ágape dulce (si lo hay).
*Rezo del Padre nuestro.
*Abrazo de paz y “Feliz navidad”.

FIN DE LA CELEBRACIÓN.


CATEQUESIS TERCER DOMINGO DE ADVIENTO

“JOSÉ, UN PADRE EJEMPLAR”



MATERIALES:
*Imagen de San José con Jesús.
*2 Calcetines grandes, llamativos y vistosos, con motivos navideños y, a ser posible, que no estén vinculados a Santa Claus, para evitar la interpretación errónea así como cualquier confusión sobre el verdadero sentido de la Navidad y, de esta manera, poder resaltar el enfoque de la paternidad de José, aspecto totalmente ausente en el personaje mencionado.
*Papel crepe marrón o papel kraft.
*Un palo de escoba o un bastón de madera.
*Témperas de diferentes colores.
*Cordel o cinta de regalo para colgar los calcetines.
*Sobres pequeños con tarjetas.
*Vela y cerillas.
*“El pack”: Colores, lápiz, tijeras, pegamento, bolígrafo, rotuladores, goma y saca-puntas.

1.    ENCUENTRO CON DIOS A TRAVÉS DE SAN JOSÉ: “El calcetín de San José”.

NOTA 1: Esta catequesis tendrá como eje central a San José, esposo de María y padre adoptivo de Jesús. Por ello, desde el primer momento, estará presente su imagen en el espacio donde vayamos a desarrollarla. Sería conveniente que, en la imagen de la que dispongamos, podamos contemplar a José con el Niño Jesús en sus brazos. Además, sería aconsejable preparar un pequeño altar para colocar dicha imagen y junto a él, dos calcetines grandes, vistosos y llamativos, colgados uno a cada lado.

COMENZAMOS: “En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo”. Amén.

Oración de petición.
Mediante la oración de petición mostramos la conciencia de nuestra relación con Dios. Es una oración de súplica humilde, justa y pura, centrada en el deseo de obtener un favor concreto conforme a las enseñanzas de Jesús. 

ESCUCHAMOS atentos, en silencio y de pie, el Evangelio según San Mateo (Mt 1, 20-21; 24-25).

“EL SUEÑO Y LA OBEDIENCIA DE JOSÉ”.
El catequista: Del Evangelio de San Mateo.

En aquellos días, un ángel del Señor se le apareció en sueños a José y le dijo: “José, descendiente de David, no tengas miedo de tomar a María por esposa, porque el niño que va a tener es del Espíritu Santo. María tendrá un hijo, y le pondrás por nombre Jesús. Se llamará así porque salvará a su pueblo de sus pecados”.
Cuando José despertó del sueño, hizo lo que el ángel del Señor le había mandado, y tomó a María por esposa.

Pero no vivieron como esposos hasta que ella dio a luz a su hijo, al que José puso por nombre Jesús.

El catequista: Palabra de Dios.
Respondemos: Te alabamos Señor.

Finalizada la proclamación del Evangelio preguntaremos:

ü  ¿José tuvo miedo de hacer lo que le dijo el ángel?
ü  ¿José fue obediente a Dios y respetuoso con su esposa María?
ü  ¿José cuidó a María y a Jesús con ternura y dedicación?

Seguidamente, invitaremos a los niños a hacer silencio de nuevo, para que puedan observar y contemplar la imagen de José con Jesús en sus brazos. Después, preguntaremos:

ü  ¿Cuál es la característica más importante de esta imagen? (Hay que destacar el hecho de que José tenga en sus brazos “tiernamente” a Jesús).
ü  ¿Cómo es un padre con sus hijos?

Posteriormente, sugeriremos a los niños que cierren los ojos y recuerden la imagen de su padre (o de su abuelo, dependiendo de la situación familiar de cada niño) y de algún momento bonito compartido o vivido con él. A continuación, repartiremos a cada uno un sobre pequeño con una tarjeta dentro (Anexo 1), para que puedan escribir su petición a San José, de un modo especial por su padre o por su abuelo.

Finalmente, y a medida que vayan terminando, los niños se dirigirán al altar preparado y depositarán su sobre en el interior de los calcetines de San José.

2.    DINÁMICA: “Mi huella en el bastón de San José”.

NOTA 2: Para esta dinámica manual, tendremos preparado un palo de escoba, forrado todo con papel crepe marrón o papel kraft, o bien un bastón.

Comenzamos exponiendo la PRIMERA y SEGUNDA IDEA, para luego motivar a los niños a “dejar su huella”, con el fin de adherirnos al bastón fuerte de San José:

1º.  Preparamos y disponemos el material que vamos a utilizar: Un palo de escoba forrado o un bastón y las témperas de diferentes colores.

2º. Seguidamente, los niños y el catequista estamparán la huella de sus dedos en  el bastón de San José.

3º. Terminada la decoración, y con la ayuda del catequista, colgaremos en la parte de arriba del bastón los dos calcetines, para finalmente exponer la TERCERA IDEA.

3.    IDEAS PRINCIPALES DEL TEMA.

ü  PRIMERA IDEA: San José es un hombre del que, generalmente, se habla poco. De hecho, solo se hace notable su presencia en Navidad, en el Belén, y el 19 de marzo, día en el que se conmemora su fiesta.  Sin embargo, desempeñó un papel fundamental en el cuidado de María y en el nacimiento y crianza del pequeño Jesús. Su “bastón” es símbolo de fuerza, de viaje, de pastoreo y de ayuda. A este bastón nos adherimos. 

ü  SEGUNDA IDEA: José fue un hombre adulto que, como muchos, tuvo miedo de emprender la aventura de crear una familia y, más aún, teniendo en cuenta el ambiente difícil y enrarecido que predominaba en la Palestina del siglo I. No obstante, fue obediente a lo que Dios le pedía, hasta el punto de arriesgar su vida para cuidar de su familia.  

ü  TERCERA IDEA: Fue un hombre justo, que no mintió; un hombre responsable y trabajador; un hombre fiel a Dios y un hombre fuerte, que siempre buscó el bien de María y de Jesús por encima del suyo propio. De ahí que sea el “Padre de la Divina Providencia”.

4.    TERMINAMOS.
Decorado el bastón, colgados los calcetines con las peticiones y puesto este junto al altar de San José, nos tomaremos de la mano, cerraremos los ojos y oraremos juntos el Padre Nuestro.

NOTA 3. El catequista guardará el bastón, con los calcetines y sus peticiones, para la última catequesis especial de Adviento: “El cumpleaños de Jesús”. 


ANEXO:






Catequesis Segundo Domingo de Adviento

Para este segundo domingo te Adviento, te presentamos esta catequesis para los chic@s de catequesis. 


 Esta catequesis tendrá como eje central a la Stma. Virgen María. Por ello, desde el primer momento, estará presente su imagen en el espacio donde vayamos a desarrollarla. Sería conveniente que, en la imagen de la que dispongamos, podamos contemplar a María con el Niño Jesús en sus brazos. Además, sería aconsejable preparar un pequeño altar para colocar dicha imagen y complementarlo con un jarrón vacío. También, para esta primera parte de la catequesis, retomaremos la ficha: “El portaretratos de mamá”, elaborada y desarrollada en la sesión anterior, correspondiente al Primer Domingo de Adviento, y concluida en casa con las respectivas “madres”. 



Catequesis Para el primer Domingo de Adviento


Como bien sabéis, son muchas y variadas las técnicas que pueden utilizarse para elaborar un “móvil para bebé”; no obstante, os sugerimos una de las formas más sencillas para construir este curioso “juguete”. 


Teniendo en cuenta que el tiempo del que disponemos no es muy amplio y para conseguir una mayor efectividad, sería conveniente y aconsejable que, previo al inicio de esta sesión de catequesis, el catequista tenga preparada la base del “móvil”. Para ello será necesario disponer de una percha o colgador de armario, al que habrá que unirle, en la parte inferior y con la ayuda de una cuerda o algún tipo de pegamento fuerte, un palo, colocándolo en forma de cruz. Esta es una manera de elaborarla pero no es la única, por supuesto. Así como también se puede elegir la opción de decorar dicha base previamente. 


Os compartimos esta catequesis que te se será de gran ayuda para comenzar este tiempo tan precioso como lo es el adviento.