"Homilía pedagógica" para Cristo Rey

14:56 David Julián 0 Comments

JESÚS UN REY DIFERENTE
HOMILÍA PEDAGÓGICA PARA NIÑOS
EN LA SOLEMNIDAD DE JESUCRISTO, REY DEL UNIVERSO.

MATERIALES:
*Crucifijo grande.
*Corona, capa y cetro de juguete.
*Silla especial.              

Comenzamos la “homilía pedagógica”, pidiendo 5 niños voluntarios. Seguidamente buscamos la forma de escoger uno o una, para que sea REY. Después de eso, hacemos la siguiente ronda de preguntas:

*¿Qué nombre le ponemos a este rey? (Poner nombre).
*¿Con qué se viste a un rey?/ Capa. (Quien responde, pone la capa al rey).
*¿Con qué elemento imparte ordenes el rey?/ Cetro. (Quien responde, le entrega el cetro).
*¿Y desde donde manda el rey?/ Trono. (Entre varios ponen la silla especial).
*¿Cuál es el distintivo más importante del rey?/ La corona. (Proceden a coronarlo).

Después, el sacerdote ubica a los niños frente al rey y pide que lo observen. Esta invitación se hace extensiva a toda la asamblea. Luego, sugiere observar también al crucificado para después preguntar:

¿Los dos personajes, el rey “X” y Jesús, son reyes?...

Puede haber respuestas de SÍ o de NO. Con lo cual, el que diga SÍ, puede decir por qué. (Porque tienen corona o porque tienen algo para vestir). Como algunos dirán NO, procedemos a explicar de la siguiente manera, por qué ambos son reyes, pero diferentes:

*Jesús, es un rey diferente, porque a diferencia de los demás reyes, éste es humilde. Fijaos que no tiene capa. Lo cual, nos invita a ser generosos con los que no tienen para cubrirse del frío. Procedemos a QUITARLE LA CAPA al rey.

*Jesús, es un rey diferente, porque a diferencia de los demás reyes, su modo de gobernar es a través de la ternura y el amor. Lo cual, nos invita a no ser arrogantes y autoritarios. Procedemos a QUITARLE EL CETRO al rey.

*Jesús, es un rey diferente, porque a diferencia de los demás reyes, buscó dar su vida por todos en el doloroso “trono” de la cruz. Lo cual nos invita a salir de nuestras comodidades para ser más solidarios. Procedemos a RETIRARLE EL TRONO al rey.

*Finalmente, Jesús es un rey diferente, porque a diferencia de los demás reyes, su dominio es espiritual, afectivo y universal. Lo cual nos invita a dejar de lado la corona del “Yo puedo más”, “Yo soy más chulo”, “Yo soy más guapo”, “Yo soy más poderoso”… Procedemos a QUITARLE LA CORONA al rey.

Concluimos diciendo, que nosotros seguimos a un rey eterno, noble, justo, verdadero, santo y cercano a cada persona, cada historia y cada lugar. Seguimos a un Rey que dio la vida por ti y por mí. Etc.  


0 comentarios: