CATEQUESIS TERCER DOMINGO DE ADVIENTO

14:23 David Julián 0 Comments

“JOSÉ, UN PADRE EJEMPLAR”



MATERIALES:
*Imagen de San José con Jesús.
*2 Calcetines grandes, llamativos y vistosos, con motivos navideños y, a ser posible, que no estén vinculados a Santa Claus, para evitar la interpretación errónea así como cualquier confusión sobre el verdadero sentido de la Navidad y, de esta manera, poder resaltar el enfoque de la paternidad de José, aspecto totalmente ausente en el personaje mencionado.
*Papel crepe marrón o papel kraft.
*Un palo de escoba o un bastón de madera.
*Témperas de diferentes colores.
*Cordel o cinta de regalo para colgar los calcetines.
*Sobres pequeños con tarjetas.
*Vela y cerillas.
*“El pack”: Colores, lápiz, tijeras, pegamento, bolígrafo, rotuladores, goma y saca-puntas.

1.    ENCUENTRO CON DIOS A TRAVÉS DE SAN JOSÉ: “El calcetín de San José”.

NOTA 1: Esta catequesis tendrá como eje central a San José, esposo de María y padre adoptivo de Jesús. Por ello, desde el primer momento, estará presente su imagen en el espacio donde vayamos a desarrollarla. Sería conveniente que, en la imagen de la que dispongamos, podamos contemplar a José con el Niño Jesús en sus brazos. Además, sería aconsejable preparar un pequeño altar para colocar dicha imagen y junto a él, dos calcetines grandes, vistosos y llamativos, colgados uno a cada lado.

COMENZAMOS: “En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo”. Amén.

Oración de petición.
Mediante la oración de petición mostramos la conciencia de nuestra relación con Dios. Es una oración de súplica humilde, justa y pura, centrada en el deseo de obtener un favor concreto conforme a las enseñanzas de Jesús. 

ESCUCHAMOS atentos, en silencio y de pie, el Evangelio según San Mateo (Mt 1, 20-21; 24-25).

“EL SUEÑO Y LA OBEDIENCIA DE JOSÉ”.
El catequista: Del Evangelio de San Mateo.

En aquellos días, un ángel del Señor se le apareció en sueños a José y le dijo: “José, descendiente de David, no tengas miedo de tomar a María por esposa, porque el niño que va a tener es del Espíritu Santo. María tendrá un hijo, y le pondrás por nombre Jesús. Se llamará así porque salvará a su pueblo de sus pecados”.
Cuando José despertó del sueño, hizo lo que el ángel del Señor le había mandado, y tomó a María por esposa.

Pero no vivieron como esposos hasta que ella dio a luz a su hijo, al que José puso por nombre Jesús.

El catequista: Palabra de Dios.
Respondemos: Te alabamos Señor.

Finalizada la proclamación del Evangelio preguntaremos:

ü  ¿José tuvo miedo de hacer lo que le dijo el ángel?
ü  ¿José fue obediente a Dios y respetuoso con su esposa María?
ü  ¿José cuidó a María y a Jesús con ternura y dedicación?

Seguidamente, invitaremos a los niños a hacer silencio de nuevo, para que puedan observar y contemplar la imagen de José con Jesús en sus brazos. Después, preguntaremos:

ü  ¿Cuál es la característica más importante de esta imagen? (Hay que destacar el hecho de que José tenga en sus brazos “tiernamente” a Jesús).
ü  ¿Cómo es un padre con sus hijos?

Posteriormente, sugeriremos a los niños que cierren los ojos y recuerden la imagen de su padre (o de su abuelo, dependiendo de la situación familiar de cada niño) y de algún momento bonito compartido o vivido con él. A continuación, repartiremos a cada uno un sobre pequeño con una tarjeta dentro (Anexo 1), para que puedan escribir su petición a San José, de un modo especial por su padre o por su abuelo.

Finalmente, y a medida que vayan terminando, los niños se dirigirán al altar preparado y depositarán su sobre en el interior de los calcetines de San José.

2.    DINÁMICA: “Mi huella en el bastón de San José”.

NOTA 2: Para esta dinámica manual, tendremos preparado un palo de escoba, forrado todo con papel crepe marrón o papel kraft, o bien un bastón.

Comenzamos exponiendo la PRIMERA y SEGUNDA IDEA, para luego motivar a los niños a “dejar su huella”, con el fin de adherirnos al bastón fuerte de San José:

1º.  Preparamos y disponemos el material que vamos a utilizar: Un palo de escoba forrado o un bastón y las témperas de diferentes colores.

2º. Seguidamente, los niños y el catequista estamparán la huella de sus dedos en  el bastón de San José.

3º. Terminada la decoración, y con la ayuda del catequista, colgaremos en la parte de arriba del bastón los dos calcetines, para finalmente exponer la TERCERA IDEA.

3.    IDEAS PRINCIPALES DEL TEMA.

ü  PRIMERA IDEA: San José es un hombre del que, generalmente, se habla poco. De hecho, solo se hace notable su presencia en Navidad, en el Belén, y el 19 de marzo, día en el que se conmemora su fiesta.  Sin embargo, desempeñó un papel fundamental en el cuidado de María y en el nacimiento y crianza del pequeño Jesús. Su “bastón” es símbolo de fuerza, de viaje, de pastoreo y de ayuda. A este bastón nos adherimos. 

ü  SEGUNDA IDEA: José fue un hombre adulto que, como muchos, tuvo miedo de emprender la aventura de crear una familia y, más aún, teniendo en cuenta el ambiente difícil y enrarecido que predominaba en la Palestina del siglo I. No obstante, fue obediente a lo que Dios le pedía, hasta el punto de arriesgar su vida para cuidar de su familia.  

ü  TERCERA IDEA: Fue un hombre justo, que no mintió; un hombre responsable y trabajador; un hombre fiel a Dios y un hombre fuerte, que siempre buscó el bien de María y de Jesús por encima del suyo propio. De ahí que sea el “Padre de la Divina Providencia”.

4.    TERMINAMOS.
Decorado el bastón, colgados los calcetines con las peticiones y puesto este junto al altar de San José, nos tomaremos de la mano, cerraremos los ojos y oraremos juntos el Padre Nuestro.

NOTA 3. El catequista guardará el bastón, con los calcetines y sus peticiones, para la última catequesis especial de Adviento: “El cumpleaños de Jesús”. 


ANEXO:






0 comentarios: