“JESÚS, UN REY DIFERENTE”

14:56 David Julián 0 Comments

Catequesis especial para la solemnidad de 
"Jesucristo Rey del Universo".


MATERIALES:
*Impresión en A3 de la silueta de los dos personajes.
*Impresión en A3 de las prendas de vestir de los personajes, que luego serán recortadas.
*Celo/cinta.
*Un crucifijo grande.
*Una vela grande/ cerillas o mechero.         

1.      COMENZAMOS: “En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo”. Amén.

2.      DINÁMICA: “¿A qué rey le pertenece?”

NOTA: Para ésta dinámica, necesitamos que las prendas de vestir impresas, estén recortadas y escondidas previamente en el salón de catequesis.

Comenzamos preguntando a los niños, cuando estén dispuestos a escuchar:

*¿Qué se necesita para cubrir el cuerpo y protegernos del clima?
*¿Toda la ropa sirve para todas las personas?
*¿Qué tipo de ropa caracteriza a un jugador de futbol? ¿Y a un policía? ¿Y a un médico? ¿Y a un bombero?

Respondida la última pregunta, el catequista propondrá buscar por toda la sala unas prendas de vestir “especiales”. Efectivamente, aparecerán las que forman parte del vestuario de un “rey común” y también las de Jesús, pero no las que utiliza habitualmente, sino las de su pasión: Corona de espinas, capa y cruz.

Mientras tanto, el catequista colocará en la pared la silueta de “Paconio” y la de Jesús.

Cuando los niños encuentren las piezas, el educador presentará a los dos personajes,  sin “decir” que son reyes (el objetivo es que los niños se den cuenta que lo son, por las vestiduras que han encontrado y que tienen en sus manos).

A continuación, se preguntara a cada niño sobre la prenda que tiene en sus manos. Éste responderá. Posteriormente, se le pedirá ubicarla en el personaje correcto (el catequista le facilitará celo para que pueda pegarla).

Finalizado el proceso de vestir a “Paconio” y a Jesús, preguntamos:

*¿Qué profesión tienen estos personajes?
*¿Ambos son reyes?
*¿Jesús es un rey igual a Paconio?
*¿Qué tipo de rey es Paconio y qué tipo de rey es Jesús?

Respondidas las preguntas se pasa a exponer las ideas principales del tema.

3.      IDEAS CENTRALES DEL TEMA.

PRIMERA IDEA: En el mundo hay reyes, como Felipe VI de España o Isabel II del Reino Unido, que tienen poder, fama, riqueza y patrimonio extenso. Son reyes que viven en lujosos castillos o en cortes imperiales, que tienen “servidumbres” a su disposición. Su trabajo es político, de mucha altura y clase social y  gozan de un gran prestigio. ¡De hecho salen en la tele!

SEGUNDA IDEA: Sin embargo, hay un Rey que es muy diferente a éstos. Pues su poder es el amor, su riqueza es Él mismo y su reino es el cielo que se construye cuando amas como él, sirves como él y perdonas como él. Ese Rey es Jesús de Nazaret.

TERCERA IDEA: Él no busca el poder o la tiranía. Al contrario, es misericordioso porque solo sabe amar. Es tan diferente a los otros reyes, que dio su vida por ti muriendo en la cruz, su trono; con una corona de espinas, no de oro y sin capa roja porque se la robaron.

CUARTA IDEA: Jesús es un rey eterno y universal. No discrimina, es constante, te quiere como eres y vela para que no te falte amor. Por eso se manifiesta de muchas maneras. Una de ellas es su muerte en la cruz. Otra la Eucaristía y otra la familia. ¿Le reconoces?

4.      ENCUENTRO CON JESÚS: “Contemplando al Rey crucificado”.

Oración de contemplación.
Es una oración sencilla y silenciosa que lleva al espíritu a encontrarse con Jesús amigo, a través de la quietud y la tranquilidad, gracias a una imagen proveniente de algún pasaje bíblico, figura icónica (imagen religiosa) o elemento de la naturaleza.

Sentados en círculo, colocaremos en el centro de la sala una vela y la encenderemos. Seguidamente, el catequista tomará en sus manos un crucifijo grande. Luego, se dirigirá a él en voz alta para hacer una oración de acción de gracias o una petición. Finalizada ésta, lo besará y lo pasará a un niño, quien repetirá este gesto y así lo irán pasando sucesivamente de un niño a otro hasta llegar al último. Terminado el acto, dejamos el crucifijo junto a la vela, nos tomamos de la mano y oramos juntos el Padre nuestro.

ANEXOS: 

0 comentarios: